Memoria

Si los pueblos del interior no se vacían y mueren es porque personas jóvenes, como las que han levantado y habitan esta casa, deciden quedarse y darles vida. Hay algo heroico de partida en la iniciativa de los propietarios; y es que el ingrediente de la valentía es importante en arquitectura, sobre todo si uno mismo se ocupa de la construcción de su propia casa y consume para ello buena parte de sus recursos. Esta obra, emplazada en un bello lugar que atraviesa un tiempo muy difícil, es el reflejo de la vitalidad y el optimismo de sus moradores. Valga como semilla de futuros mejores.

La obra se resume en una sección que recoge las exigencias de partida: una escalera que va saltando entre forjados de delgadas placas prefabricadas, que son poco más que sus rellanos y que se apoyan a distintas alturas sobre dos muros medianeros paralelos. Las partes del programa quedan repartidas por la sección y conectadas tan sólo por tramos sueltos de escalera. El que la casa quede reducida al esquematismo de una escalera y sus rellanos ha simplificado la construcción y ha aportado una cualificación espacial, ambiental y funcional adecuada e interesante.

Las organizaciones de este tipo permiten ahorrar espacio de circulación porque se prescinde de pasillos o distribuidores; pero no era en este caso el objetivo principal. Lo que se pretendía era reducir al mínimo el número de elementos y detalles constructivos para agilizar la marcha de la obra, evitando que se dilataran los tiempos y que se aumentaran los costes innecesariamente. Esto se consiguió con la ayuda
de una sección esquemática que implicaba una construcción igual de clara y simple: muros de carga a ambos lados sobre los que van apoyando a cada correspondiente altura unas delgadas losas alveolares prefabricadas como únicos elementos de forjado. Sobre éste descansa un sistema de suelo radiante por conductos de agua y un pavimento. Como resultado de todo esto, esta pequeña obra tiene una
coherencia propia que le permite integrarse en la realidad material y social de la que forma parte, servir para los fines previstos y atender a la compleja red de implicaciones que la arquitectura teje con la vida cotidiana. Confiamos en que nuevas generaciones animadas por este ímpetu rural heroico hagan avanzar estos pueblos.

 

Ficha técnica

Situación:                                                    Oropesa, Toledo. España.

Promotores:                                                Nazaret González Hernández y José Antonio Pozo Blanco

Autor:                                                          Julio César Moreno Moreno, arquitecto

Colaboradora:                                             Lucía Bentué Gómez, arquitecta

Arquitecta técnica:                                      María Montserrat Nevado Ávila

Constructora:                                              2014 Restauraciones y Construcciones Hnos. Trujillo, S.L.

Fotografía:                                                  Julio César Moreno Moreno / Lucía Bentué Gómez

Superficie construida:                                 120 m2

Presupuesto ejecución por contrata:          65.000 €

Año de finalización:                                     2016